viernes, 28 de marzo de 2008

CAFE CON LECHE


El Cafecito de la mañana en mi familia es imperdonable, sería como dejar de vivir, mis abuelos desde pequeña me enseñaron que la vida después de una tacita de café se ve mas clara, por eso es que el aroma a café, o una buena taza de café, es algo que siempre disfrutare, el tiempo que la vida me deje hacerlo.

Esas platicas de las tardes con mis tías y mis abuelos sentados alrededor de la mesa tomando un "cafecito platicado" son cosas que estan en mi corazón, aveces imagino que todo este ritual del café sera algo que quiera conservar para siempre.

El cafecito es siempre algo que se disfruta, por donde lo veas es un pequeño gran placer de la vida, al menos en mi familia, mirar a mi abuelita darle una galleta maría remojada en café con leche a mis primas mas pequeñas, me recuerda cuando yo era niña, la galleta remojada en mi mano, y una florecita en la otra, nunca me había puesto a pensar la conexion de sensaciones que este ritual ha dejado en mi, pero solo con tomar una taza de café de mi pueblo... puedo volver a vivir las risas, los relatos, las regañadas y recordar a los que ya no estan.

2 comentarios:

El Negro dijo...

WOW, dos blos seguidos!!!

------------------------

Las entradas de toda información a un ser humano son los 5 sentidos. Cuando vivimos algo, lo vivimos con todos nuestros sentidos, no es raro que el aroma de un buen café abra los archivos de tu memoria.

------------------------

Podrías venderle este texto a Nescafé o a Kodak (recordar es volver a vivir)

;)

koko dijo...

Muy lindo texto, y tu lo dijiste hay rituales y en ellos convergen muchos elementos y es un sentimiento bien raro cuando los haces y recuerdas algo... y si como dice el negro por ciero saludos! por los 5 sentidos entra la vida, aunq en mi punto de vista recordas no es volver a vivir, mas bien recordar es la nostalgia de lo q se vivio...
saludos